Las fake news contra Cristiano Ronaldo

Twitter @realmadrid

Las fake news se están cebando contra Cristiano Ronaldo. Desde antes de la entrevista que dio el portugués a Piers Morgan develando los trapos sucios del Manchester United, el atacante ha sufrido una campaña de acoso y derribo. Los medios de comunicación de todo el mundo han publicado noticias falsas sobre el mayor goleador del Real Madrid para desprestigiar al jugador y ganar visitas.

Un ejemplo de esto es lo que reveló Cristiano en la mencionada entrevista. Durante buena parte del pasado verano, los medios cargaron contra el delantero por no regresar a la pretemporada en Mánchester para entrenar junto a sus compañeros. Si los periodistas hubieran querido ejercer bien la profesión tendrían que haber contrastado esta información. En su lugar vertieron toda clase de acusaciones al portugués mientras este estaba, en realidad, en el hospital esperando a que su hija pequeña se recuperara de una enfermedad.  

Este no es un caso aislado de desinformación. Ahora, conforme el futbolista va superando las fases del Mundial de Qatar, las fake news van sucediéndose.

Cuando el jugador llegó a la concentración de Portugal para disputar la máxima competición futbolística, se publicó un pequeño vídeo en el que Cristiano saludaba a sus compañeros y Bruno Fernandes —con el que compartía vestuario en el Manchester United— le recibía (aparentemente) con frialdad. De nuevo los medios se quedaron con este clip descontextualizado y señalaron que Cristiano había roto el buen ambiente del vestuario por sus declaraciones contra el conjunto de Mánchester.

Ante tal revuelo tuvo que salir Bruno Fernandes a aclarar, en zona mixta, que todo se trataba de una manipulación de la prensa. El centrocampista portugués contó, con cierto tono de malestar, que el vídeo publicado era sin sonido y, por tanto, no mostraba que se trataba de una broma en realidad. Cuando la Federación Portuguesa de Fútbol publicó el extracto con sonido se pudo comprobar que Bruno Fernandes tenía razón. Por tanto, los periodistas no solo desinformaron al público sino que, además, no divulgaron con tanta intensidad esta aclaración como sí lo hicieron con la fake news.

Al día siguiente se hizo viral otro clip en el que parecía que João Cancelo se picaba en un entrenamiento con el máximo anotador de Portugal. De nuevo era un clip manipulado y publicado por los medios. La verdad fue que João Félix y Cancelo se habían picado en el entrenamiento y Cristiano fue a mediar y a tranquilizar al lateral citizen. El objetivo era el mismo: dar una imagen de que el capitán de Portugal había desestabilizado el vestuario.

A continuación se instaló en la prensa la noticia de que Cristiano había firmado ya con el Al-Nassr. Multitud de medios se hicieron eco de la desinformación del diario Marca, que afirmaba que el portugués ya  prácticamente había sellado un acuerdo con el club saudí y lo acompañaba con una foto editada del jugador con la camiseta del Al-Nassr que simulaba la fotografía del anuncio oficial del fichaje. Además, señalaba que era un paso atrás en su carrera porque su nivel competitivo había bajado.

Para contrarrestar los rumores de José Félix Díaz y el resto de prensa internacional, Todofichajes ofreció a sus lectores información de calidad para que verdaderamente supieran lo que estaba pasando en cada momento. Desde que Cristiano quiere jugar la Champions y esperará a después del Mundial para decidir su futuro, hasta que entre el club saudí y el entorno del futbolista no habían firmado absolutamente nada.

Desde hace días también se está divulgando que el delantero está siendo mal compañero durante el Mundial. Solo hay que observar la realidad. Cada gol anotado por Portugal ha sido celebrado efusivamente por Cristiano. Tanto en el banquillo como en el campo. Hay evidencias gráficas por cada tanto anotado por el combinado luso. Además, siempre que el portugués ha empezado de suplente un partido, ha estado con una actitud tranquila y respetuosa —hay incluso imágenes en la que se le ve al atacante bromeando y riéndose junto a sus compañeros—. Actitud que viene de lejos. Esto dijo Cristiano en su última rueda de prensa del Mundial: “Si me dijeran que Portugal ganó el Mundial sin mis goles, lo firmaría sin dudarlo, lo juro por mis hijos”.

No solo es un buen compañero, sino que es el referente del grupo portugués. Cada vez que le preguntan a un futbolista luso por el capitán se deshacen de elogios hacia él. El último caso es lo que declaró Gonçalo Ramos cuando le preguntaron por el máximo goleador de la Champions League: “Cristiano Ronaldo habla conmigo y con todos en el equipo. Es nuestro líder y siempre trata de ayudar”.

Pese a todas estas evidencias y lo fácil que es “desnudar” la desinformación, los medios de comunicación siguen manipulando. 

Tras el triunfo de Portugal frente a Suiza en los octavos de final del Mundial de Qatar, algunos periodistas trataron de manchar la imagen del portugués. Esto dijo el periodista de Marca, Mario Cortegana, sobre la estrella lusa: “Mientras sus compañeros celebran el triunfo y la clasificación, Cristiano se va al vestuario. Cuando tienes problemas en todos los lados, igual el problema eres tú”. El periodista tuvo que admitir su error —aunque no se disculpó— cuando vio los vídeos que retrataban como Cristiano celebró el triunfo junto a sus compañeros y agradecía a la grada su apoyo durante el partido.

La última polémica orquestada contra Cristiano es que quiso abandonar la concentración portuguesa por haber sido suplente en el encuentro frente a Suiza. La fake news proviene del diario luso, Record, que aseguraba que, en una discusión por la suplencia del delantero, Cristiano amenazó a su técnico con marcharse. El medio ni cita la fuente ni explica cómo ha obtenido una información tan importante de una conversación privada en la hermética selección portuguesa. Además, la Federación Portuguesa de Fútbol ha desmentido esta noticia y ha reivindicado la implicación del futbolista: “El grado de entrega del jugador volvió a demostrarse —si es necesario— en la victoria ante Suiza”.

Es necesario que las personas que consuman información deportiva sean conscientes de esta situación y siempre que lean información sensacionalista traten de contrastar los hechos. Además, hay que tener especialmente cuidado con los grandes grupos de comunicación como ESPN o medios como Marca —aunque también cuenten con grandes periodistas en sus redacciones— porque suelen ser los medios con más fama de rigurosidad los que, cuando desinforman, causan más daño


Por último, conviene recordar que estas noticias falsas o de clickbait buscan generar visitas para lucrarse a costa de atentar mediáticamente contra sujetos u organismos, por lo que hay que estar pendientes para no caer en su trampa.

Salir de la versión móvil